Vacuna contra el papiloma humano, ¿debes ponérsela a tu hijo?

La vacuna contra el papiloma está recomendada por los pediatras
ISTOCK

A veces la mejor forma de curar una enfermedad es prevenirla. Desde abrigar a los niños en días fríos, hasta vacunarlos contra determinadas afecciones. Especialmente estas últimas técnicas para mantener lejos estos problemas de salud son muy importantes para los más pequeños de la casa.

Existen muchos tipos de vacunas para suministrar a los niños para prevenir diversas enfermedades e infecciones. Algunas muy conocidas como la de la gripe, y otras un tanto menos, como la que se administra para prevenir el papiloma humano. Esta última puede causar dudas a los padres, quienes pueden dudar si conviene o no administrarla a sus hijos.

¿Qué es el papiloma humano?

Para saber si conviene o no aplicar la vacuna contra el papiloma humano lo primero es saber qué es esta enfermedad. El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría lo define como un germen que aunque no provoca ningún problema grave, sí que supone una infección en la zona genital. Si persisten en el tiempo, este problema es capaz de derivar en un tumor maligno como el cáncer en el cuello del útero.

En el caso de los hombres, si bien no tienen el riesgo de desarrollar este tipo de tumor, sí que la presencia del virus en su cuerpo es peligrosa porque se convierte en un portador del papiloma. Ante estos riesgos, desde este organismo se recomienda aplicar esta vacuna en las adolescentes y valorar la posibilidad de suministrarla en los varones para impedir la transmisión de este germen.

Tipos de vacunas y administración

En la actualidad hay dos vacunas en el mercado: Gardasil y Cervarix. Las dos protegen contra los dos tipos de papiloma que son causantes del cáncer en la mayoría de las ocasiones. Las personas que reciben este tratamiento desarrollan defensas que evitan la infección por estos virus en caso de contacto. También hay que recordar que no todos los virus implicados en los tumores están contenidos en las vacunas disponibles hoy en día.

El método de administración habitual es el de la inyección que habitualmente se realiza en el hombro. Esta vacuna se incluye en los calendarios de vacunación de todas las comunidades autónomas y administra a las chicas de entre 11 y 14 años. También se admite su empleo en niñas y mujeres de 9 años de edad en adelante.

La vacuna contra el papiloma del tipo Gardasil, también se puede aplicar en varones. La pauta completa consta de 2 o 3 dosis y se finaliza en 6 meses. Al igual que el resto de estas terapias, tras su administración, debe anotarse en la cartilla del joven.

Entre los efectos secundarios de no hay ninguno grave, y que estos aparezcan es bastante raro. Las únicas reacciones adversas comunes son el dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección, y fiebre baja. Otra posibilidad es la presencia de mareos o lipotimias en el momento de recibir el tratamiento, por lo que se recomienda administralar con el receptor sentado o recostado.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Todo lo que necesitas saber sobre las vacunas

- Los pediatras recomiendan la vacuna de la varicela a los 12 meses

- Todo lo que necesitas saber sobre las vacunas

- La vacuna de la varicela vuelve al calendario oficial

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.