Un solo cigarrillo al día incrementa en hasta un 120% el riesgo de infarto

Un solo cigarrillo puede tener serias consecuencias en nuestra salud.
ISTOCK

A nadie le sorprende que se le diga que el tabaco perjudica la salud. Varios estudios han confirmado los efectos nocivos de este artículo en el organismo y advierten de las consecuencias de su consumo. Una batalla que tiene a los jóvenes como protagonistas de la misma ya que la presencia de cigarrillos en adolescentes supone la alteración de su desarrollo.

De hecho, tan solo un cigarrillo al día basta para sufrir las consecuencias del tabaco. Así lo destaca un estudio British Medical Journal en donde se alerta de las consecuencias que tiene el consumo esporádico de tabaco y recuerda a los fumadores ocasionales de que el riesgo cardiovascular de estas prácticas es bastante alto.

Consumo cero

El equipo de investigadores liderado por Allan Hackshaw del University College de Londres quiso desmentir que el consumo mínimo de tabaco carece de consecuencias. Hay quienes piensan, de manera errónea, que un cigarrillo o dos los fines de semana no tienen efectos sobre la salud. De esta forma, muchos jóvenes solo consumen este producto durante sus salidas nocturnas en estos días.

Para ello revisaron un total de 141 estudios realizados entre 1946 y 2015. La intención era comparar las muertes producidas por accidentes cardiovasculares con la cantidad de tabaco consumida por los participantes en estos trabajos. De esa forma se establecería una relación entre cigarrillos fumados y posibilidad de sufrir un infarto u otro problema cardíaco como el ictus.

Tras eliminar otros factores de riesgo, como por ejemplo una dieta alta en grasas, los investigadores determinaron que fumar tan solo un cigarrillo al día aumentaba las posibilidades de sufrir un accidente cardiovascular en hasta un 74% en el caso de los hombres y en 119% en las mujeres. El doctor Hackshaw destaca que estos resultados ponen de manifiesto lo rápido que los químicos de estos productos alteran el sistema circulatorio.

Prevenir el consumo de tabaco

Tal y como indica el equipo del doctor Hackshaw, la mejor cifra de consumo de tabaco es 0 cigarrillos al día. Una cifra que debe asegurarse, en especial, en los más jóvenes. Para ello nada mejor que prevenir y asegurarse de que los adolescentes no acceden a él:

- Predicar con el ejemplo. Los padres son el espejo de los hijos, si estos ven desde pequeños que el tabaco es algo que sus progenitores usan, sentirán curiosidad por ello. La llegada de un bebé es una ocasión perfecta para dejar de fumar.

- Apostar por alternativas sanas. Desde pequeños los padres deben favorecer la práctica de alternativas más sanas en sus hijos: paseos por el parque, deportes y otros planes para fomentar esta faceta desde pequeños y tratar de mantenerla cuando sean más grandes.

- Desde muy pequeños, los padres deben hacer entender a los más pequeños las consecuencias del consumo de tabaco. Varias series, videojuegos o libres pueden presentar los cigarrillos como algo divertido. Eliminar esa concepción corresponde a los progenitores.

- Endurecer los castigos a locales que faciliten la venta de tabaco a menores.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo prevenir el tabaquismo en los menores

Receta para dejar de fumar

- La OMS plantea prohibir fumar en coches y hogares con niños

- Dejar de fumar cuesta una media de 30 intentos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.