Actualizado 27/01/2021 13:02 CET

Soy alérgico, ¿puedo vacunarme de la Covid-19?

¿Se Pueden Vacunar De La Covid-19 Los Alérgicos?
¿Se pueden vacunar de la Covid-19 los alérgicos? - ISTOCK

Desde que la Agencia reguladora de Medicamentos y Productos sanitarios del Reino Unido anunciara que no aconsejaba la vacuna de la Covid-19 a las personas con reacciones graves a fármacos y/o alimentos, muchas personas alérgicas se están preguntando si deben o no vacunarse.

Para responder a estas dudas, el Comité de Alergia a Medicamentos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) ha manifestado en relación con la vacuna frente a la Covid-19 en pacientes con historial alérgico grave que "no se puede generalizar la evitación de la vacuna a todas aquellas personas que han tenido reacciones graves con medicamentos y/o alimentos". La SEAIC recomienda que "todo paciente que vaya a ser vacunado frente al coronavirus sea vigilado por personal sanitario el tiempo pertinente tras su administración".

Esta vigilancia será de 15 minutos, como se define en ficha técnica para la población general, y se aumentará a 30 minutos para los que padecen alguna enfermedad alérgica común (polinosis, otras rinoconjuntivitis, alergia a alimentos o alergia a medicamentos entre otras) o historia familiar de alergia grave (anafilaxia). Se establece un tiempo de 45 minutos en el caso de tener antecedentes personales de alergia grave (anafilaxia), alergia grave a otras vacunas o mastocitosis.

Reacciones alérgicas a la vacuna

Las reacciones descritas con más frecuencia tras la administración de la vacuna de la COVID-19 (alrededor de 1 de cada 10 personas que la reciben) son leves y consisten en dolor en el punto de inyección, cansancio, fiebre y dolores musculares. Las reacciones alérgicas son poco frecuentes, aproximadamente en 1 de cada 100.000 vacunas administradas.

No obstante, las reacciones alérgicas que pueden aparecer tras la administración de una vacuna dependerán de la composición de la misma, es decir, del principio activo y los excipientes que las conforman.

Como principio activo, las vacunas comercializadas actualmente en España frente al coronavirus (Pfizer, Moderna) contienen ARN mensajero, que codifica una proteína llamada S (spike) vehiculada en nanopartículas lipídicas de polietilenglicol entre otros componentes.

Como excipientes, en el caso concreto de la vacuna del Covid-19, contiene POLIETINELGLICOL (PEG, que puede estar presente en algunos cosméticos, geles de baños y medicamentos) y la vacuna de Moderna, además, contiene TROMETAMOL (puede aparecer como excipiente en algunos fármacos). No contienen sin embargo trazas de huevo ni otros fármacos como antibióticos.

Artículo relacionado:
- La vacuna del Covid-19 es obligatoria o voluntaria, ¿qué dice la Ley?

¿Quién no debe ponerse la vacuna de la Covid-19?

Por tanto, las únicas personas con alergia que no deben ponérsela son aquellos con alergia al polietilenglicol (PGE), un excipiente de muchos fármacos que puede producir reacciones alérgicas.

La reacción alérgica que más se produce por esta sustancia es la dermatitis de contacto.

Se encuentra en los geles de baño, en las colonias, o en el champú, por ejemplo, aparte de estar presente en algunos medicamentos, como corticoides, antidepresivos, laxantes, antibióticos, analgésicos y antiagregantes.

La vacuna de Pfizer frente a la Covid-19 no presenta, por lo tanto, más contraindicaciones en los pacientes alérgicos que cualquier otra persona de la población general. Como contraindicaciones figuran los pacientes que han sufrido reacciones alérgicas previas a sus componentes o aquellos que hayan presentado reacción grave con la primera dosis de vacuna frente al coronavirus. Es importante destacar que la alergia a estos excipientes es muy poco frecuente en la población general.

También hay que resaltar que presentar una alergia a penicilina, a analgésicos o a pólenes o alimentos vegetales o seguir un tratamiento con corticoides tópicos o inhalados por ejemplo, no tiene por qué contraindicar la administración de una vacuna.

La SEAIC concluye que es necesario realizar un estudio alergológico a los sujetos que refieran reacciones alérgicas en general y a las vacunas contra el Covid-19 en particular para poder identificar las sustancias desencadenantes de la reacción. Sin embargo, se considera que "no es necesario realizar de forma sistemática un estudio alergológico previo a la administración de la vacuna a todos los sujetos con reacciones graves a fármacos y/o alimentos".

Situaciones especiales para la vacuna de la Covid-19

1. Embarazo y lactancia. Según indica la Federación de Asociaciones Científico-Médicas (FACME), no existen estudios de seguridad en embarazo y lactancia, pero dado que se trata de una fracción de ARN y no de virus viable, podría administrar en madres lactantes que forman parte de personal de riesgo, como sanitarias, por ejemplo. En el supuesto embarazo entre la primera y la segunda dosis, se recomienda NO administrar la segunda dosis.

2. Enfermedad moderada o grave descompensada, como pudiera ser fiebre, crisis de asma, GE (gastroenteritis eosinofílica), descompensación de la diabetes. Una vez estabilizada la situación podrían recibir la vacuna.

3. Personas con inmunosupresión u otras alteraciones de la inmunidad. Según FACME, pueden vacunarse teniendo en cuenta que es posible que la formación de anticuerpos no sea tan efectiva y por lo tanto deberán extremar las medidas de prevención.

4. El Angioedema Hereditario y otras formas de angioedema no constituye un riesgo para presentar un efecto secundario con la vacuna contra la COVID-19. La vacuna frente al coronavirus se puede administrar en todos los pacientes con Angioedema Hereditario y otras formas de angioedema, independientemente del tratamiento que tomen para el angioedema.

5.  Personas con mastocitosis: pretratamiento con antihistamínico H1, 1 hora antes y vigilancia 45-60 minutos en centro sanitario. Independientemente del tratamiento que esté realizando para la mastocitosis.

6.  Si el paciente ha recibido otra vacuna, se recomienda un intervalo mínimo entre 7 y 10 días hasta recibir la primera dosis de vacuna frente a la COVID-19. Una vez iniciada la vacunación, si es posible, se recomienda no iniciar otras vacunas y posponerlas hasta pasados otros 7 a 10 días tras la segunda vacunación frente a la Covid-19.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Comité de Alergia a Medicamentos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)

Te puede interesar:

- Niños con alergia a la leche

- Las alergias alimentarias no se pueden prevenir

- Los pediatras recomiendan la vacuna de la varicela a los 12 meses

- Todo lo que necesitas saber sobre las vacunas

- La vacuna de la varicela vuelve al calendario oficial

 Vacunas oficiales y recomendadas, todas las dudas al respecto