El consumo de alcohol durante la lactancia altera el desarrollo cognitivo del niño

Alcohol y lactancia no son buenos compañeros.
ISTOCK

La lactancia tiene un papel muy importante en el desarrollo de todo niño. No solo porque gracias a ella se asegura una correcta alimentación durante los primeros meses de vida en los bebés, sino porque también ayuda a prevenir numerosos problemas de salud en los más pequeños y además ayuda a fomentar un potente vínculo entre madre e hijo.

Por ello hay que extremar las precauciones para que este proceso reporte la mayor cantidad posible de beneficios a los más pequeños. Esto significa también poner atención sobre aquello que la madre come, bebe o su estilo de vida mientras da el pecho a sus hijos. Un ejemplo es la ingesta de alcohol durante la lactancia, que puede ocasionar una alteración en el desarrollo cognitivo de los pequeños.

Alcohol en la leche materna

Esta advertencia nace del estudio publicado en la revista Pediatrics en donde se indica que la exposición al alcohol a través de la leche materna tiene notables consecuencias en el desarrollo de los más pequeños. Muestra de ello es que en el grupo de bebés analizados, al cumplir los 6-7 años presentaban una menor capacidad cognitiva.

Otra prueba de cómo el alcohol era el culpable de esta reducción en las habilidades cognitivas fue el hecho de que en aquellas madres que no dieron el pecho a sus hijos no se detectaron los mencionados problemas. Es decir, al no haber transmisión de leche materna, el alcohol no alcanza a los más pequeños y por tanto no se produce esta alteración en este terreno.

Este estudio no es el primero que advierte de los riesgos del consumo de alcohol durante el periodo de lactancia. Desde la Asociación para la Promoción e Investigación científica y cultural de la Lactancia Materna se califica a las sustancias etílicas como "poco seguras" y les asignan un "riesgo algo" para la lactancia.

Desde esta entidad se asegura que el consumo de alcohol puede causar sedación, desmedro, irritabilidad y retraso psicomotor en el lactante. En el caso de que se produzca la ingesta de estas sustancias, se aconseja dejar pasar un tiempo mínimo de 2-3 horas para asegurar que estas bebidas hayan desaparecido del torrente sanguíneo de las madres y no alcancen el organismo del bebé.

Recomendaciones durante la lactancia

El citado estudio advierte de las consecuencias del consumo de alcohol mientras se da el pecho. Una forma de conocer qué es lo que no hay que hacer en este periodo, pero, ¿qué es lo que sí se recomienda? Desde el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría se ofrecen los siguientes consejos:

- Lactancia desde el primer momento. Salvo que los médicos indiquen otro criterio, lo mejor es que tras el parto y el primer encuentro entre bebé y madre, el pequeño se coloque sobre el pecho de la mujer para que su instinto haga que empiece por sí mismo a mamar.

- Pecho a demanda. Será el niño quien decida cuándo quiere tomar el pecho. La misión de la madre será estar atenta a estos reclamos para poder alimentar a su hijo. También habrá que tomar nota sobre las horas que deben pasar entre ingesta e ingesta para poder asegurar que el pequeño está bien alimentado.

- Lactancia exclusiva hasta los 6 meses. AEP recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y con una alimentación complementaria adecuada, hasta los dos años de vida o más. Hasta el medio año de vida la leche materna aporta todos los nutrientes necesarios y la introducción más temprana de otros alimentos puede causarle problemas.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La lactancia materna vale la pena

- 3 claves de la lactancia materna

- Lactancia materna y vuelta al trabajo

- Mitos de la lactancia materna

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.