Los menores que acceden antes a los smartphones, más propensos a sufrir acoso

Las nuevas tecnologías abren una puerta al acoso en los más jóvenes.
ISTOCK

El bullying es uno de los problemas más serios a los que se enfrenta la sociedad en la actualidad. Frenar este asunto se ha convertido en una de las prioridades de los agentes educadores, sin embargo con los nuevos tiempos, esta problemática se ha acrecentado como consecuencia de la implantación de las nuevas tecnologías e internet.

El anonimato y la posibilidad de mantener un contacto constante con las víctimas hacen que a través de internet se presencien casos de acoso. De hecho, hay quienes cuestionan la utilidad de permitir el acceso a las nuevas tecnologías en las generaciones más jóvenes ya que esto puede suponer abrir unas puertas al ciberbullying. Según los investigadores Universidad Estatal de Bridgewater, en Massachusetts, los niños que antes acceden a los smartphones, suelen ser más propensos a ser víctimas de estos casos.

Víctimas y acosadores

Para llegar a estas conclusión los investigadores congregaron a un grupo de casi 4.600 estudiantes de distintos cursos a quienes se realizó un cuestionario sobre el uso de nuevas tecnologías y su relación con el ciberacoso, tanto si eran víctimas del mismo o si eran ellos quienes ejercían el bullying entre sus compañeros aprovechando el anonimato que ofrece la red.

Los resultados mostraron que los alumnos de menor con smartphones eran mucho más propensos a ser víctimas de bullying en la red. Al mismo tiempo, la presencia de estas tecnologías en loas jóvenes también incrementaba las probabilidades de que ellos mismos se convirtieran en ciberacosadores. Unos resultados que dan un toque de atención a los padres, quienes deben tener en cuenta muchos factores antes de otorgar uno de estos dispositivos a sus hijos.

A través de los smartphones los niños tienen oportunidad acceder a un mundo en lína, en el que pueden implicarse tanto de forma positiva como negativa. Un aspecto en donde destaca especialmente la relación con sus compañeros a través de redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea. Este acceso constante aumenta las probabilidades de que los estudiantes envíen o reciban textos o mensajes impulsivos.

Por ello los autores del estudio aconsejaron a los padres que tomen en cuenta los peligros potenciales que pueden tener los smartphones para los niños de edades tempranas. "Muchos padres con frecuencia mencionan los beneficios de dar a su hijo un smartphone, pero nuestra investigación sugiere que dar esos dispositivos a los niños pequeños podría también acarrear riesgos imprevistos", explica Elizabeth Englander, una de las autoras del estudio.

Lo que debes tener en cuenta antes de la compra

¿Hay un momento adecuado para aceptar la reiterada petición de nuestros hijos de que tengan su propio smartphone? Como en todos los terrenos de la educación, no hay recetas mágicas. Los padres debemos analizar con criterio todos los aspectos que entran en juego antes de comprar un smartphone a nuestros hijos:

- Necesidad del smartphone. Puede que en determinadas circunstancias sea necesario tener un primer teléfono móvil. Muchos padres se sienten más seguros si sus hijos se pueden comunicar con ellos, por ejemplo, porque recorren solos largas distancias para asistir a clase o practican algún deporte en horas tardías. Pero si no hay una necesidad real, debemos frenar el impulso del deseo tanto tiempo como sea posible.

- Todo el grupo lo tiene. El problema que se nos plantea como padres es que los smartphones son los nuevos sistemas de comunicación de nuestros hijos con su entorno. Tendremos que valorar en qué punto puede ser más perjudicial para ellos mantenerlos apartados de su grupo de iguales que evitar que accedan a las redes.

- Madurez personal. Uno de los indicadores que nos permitirá comprobar en qué momento nuestros hijos pueden disponer de un teléfono será el grado de madurez personal. Necesitamos asegurarnos de que han alcanzado esa madurez porque, una vez que tengan el dispositivo en la mano, ya no habrá forma de ponerle puertas al campo. De modo que tendremos que haberlos capacitado para el pensamiento crítico que les permita elegir lo bueno y desechar lo malo.

Damián Montero

Te puede interesar:

Bullying: formar jóvenes para mediar en los conflictos

- El 'sexting' y el 'ciberbullying' aumenta el riesgo de depresión

- Impactante vídeo contra el grooming

- El bullying tiene peores consecuencias mentales que el maltrato

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.