Ejercicio contra la depresión

Gracias al ejercicio, la depresión puede ser ecombatida.
ISTOCK

A nadie le gusta estar triste, pero hay ocasiones en las que este estado emocional no se puede evitar. De hecho, hay situaciones en las que incluso este sentimiento va a más y termina provocando en las personas problemas tan graves como por ejemplo la depresión. Una situación que puede sumir al individuo en un pozo del que es muy difícil salir.

Pero precisamente esto es lo que hay que hacer en estas situaciones: salir, dejar el hogar y ponerse a practicar ejercicio. Así lo asegura un American Journal of Psychiatry en donde se anima a las personas con depresión a abandonar el sedentarismo y ponerse en marcha para solventar su problema. Un consejo también dirigido a los familiares de estos individuos.

Incluso ayuda a prevenir

Con el fin de analizar la influencia del ejercicio en la salud mental de las personas, los investigadores analizaron durante un periodo de 11 años a un grupo de casi 34.000 participantes que no presentaban síntomas de sufrir ningún trastorno mental. Todos ellos debían informar periódicamente sobre la periodicidad con la que realizaban ejercicio, tipo e intensidad de estas actividades.

Al mismo tiempo tenían que ser sometidos a un examen para revisar posibles problemas de salud mental y responder a unos cuestionarios con este mismo fin. Una vez puestos en común ambos resultados se encontró que el 12% de los casos de depresión se podrían haber evitado si estas personas hubieran realizado una hora de ejercicio semanal.

Por el contrario, la investigación también demostró que aquellas personas que no realizaron ningún tipo de actividad física tuvieron un 44% más de probabilidades de desarrollar una depresión, u otro tipo de trastorno en comparación con aquellos que realizaban entre una y dos horas semanales.

Conviviendo con la depresión

No solo hay que animar a un familiar con depresión a salir a la calle a hacer ejercicio. Hay que tener en cuenta otros muchos aspectos para poder tratar con este pariente y ayudarlo en la medida de lo posible:

- Entender cómo funciona la depresión y que las reacciones y los cambios que se producen no son por voluntad de la persona, sino efectos de la depresión.

- No reforzar las quejas de las personas con depresión ni sus pensamientos negativos, no prestar demasiada atención a las conductas depresivas para no alimentar su visión negativa de las cosas.

- Controla los propios enfados. Si la persona con depresión no ha respondido comocabe esperar, hay que evitar explotar emocionalmente ya sólo aumentaría la sensación de inutilidad de la persona haciéndole sentir peor.

- Proponer actividades teniendo en cuenta que la persona deprimida no estará muy dispuesta a realizarlos. Han de ser actividades que no requieran mucho esfuerzo, empezar por pequeñas cosas como un pequeño paseo por el parque, salir a comprar ropa, etc.

- Reforzar los pequeños cambios cualquier cosa, como una sonrisa, tomar la iniciativa en algo, arreglarse, etc, de esta manera se generarán emociones positivas y de predispondrá a su repetición en el futuro.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Tristeza, ¿qué hacer cuando estamos tristes?

Cómo elevar el estado de ánimo

- Tristeza o distimia: cómo identificar la tristeza crónica

- Pautas para cuidar a un familiar con depresión

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.