Ejercicio contra las dolencias en la espalda de los escolares

El dolor de espalda en escolares puede evitarse con ejercicio.
ISTOCK

La vuelta al cole no solo supone regresar a los exámenes, deberes, clases, reencuentros con amigos, etc. También conlleva el enfrentamiento contra problemas como por ejemplo las dolencias derivadas del día a día de los alumnos. Entre los problemas más repetidos se presentan las afecciones de espalda derivadas de la carga de las mochilas o de mantener la misma postura durante toda la jornada.

Por este motivo, y coincidiendo con las primeras semanas de la vuelta al cole, la Organización Médica Colegial, OMC, y la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda, REIDE, han puesto en marcha la Campaña de Prevención de las Dolencias de la Espalda entre los escolares españoles. Una herramienta con la que llegar a los más pequeños y hacerles ver la importancia del cuidado de esta zona del cuerpo a través de actividades tan recomendadas como el deporte.

Hábitos preventivos

Los responsables de esta campaña destacan que hasta los 6 años la presencia de dolor de espalda en los niños es excepcional. Es a partir de los 10 años cuando los más pequeños empiezan a mostrar queja por estas dolencias. Hacia los 15 años el 51% de los chicos y el 69% de las chicas ya saben lo que es padecer estos problemas.

Por este motivo se hace evidente la importancia de establecer hábitos preventivos durante la infancia de los hijos. Desde los 6 a los 10 años es el momento de establecer rutinas que eviten que los más pequeños sufran estas dolencias, o al menos reduzcan al máximo sus efectos. De entre todos los consejos que se brindan esta campaña, destaca uno en especial: el deporte.

Los expertos indican que más que el tipo de deporte elegido es la forma de realizarlo lo que ayuda a prevenir las dolencias de espalda. Igual de importante es mantenerlo a lo largo del tiempo y que esta práctica se mantenga como una rutina habitual. El ejercicio físico contribuye a que la columna vertebral adquiera su forma definitiva, y ejerce una buena influencia sobre la salud general a lo largo de toda la vida.

Establecer hábitos de ejercicio

La misión de los padres es la de establecer hábitos de ejercicio, tal y como recomiendan los responsables de esta campaña. Estas son algunas claves para conseguirlo y que permitirán que los más pequeños eviten las dolencias habituales:

- Animar a los hijos a participar en actividades. Muchas son las invitaciones que reciben los más pequeños para participar en actividades, desalentarlos sólo favorecerá el sedentarismo. La actitud de los padres debe ser la contraria.

- Establecer un horario regular de ejercicio físico para que estas actividades finalmente se conviertan en rutinas.

- Destacar las partes positivas del deporte como la diversión.

- Apostar por el "ejercicio invisible": subir las escaleras en lugar del ascensor, cubrir pequeñas distancias andando en lugar de coger el coche, etc.

Damián Montero

Te puede interesar:

- El peso en las mochilas escolares

- ¿Es hereditario el dolor de espalda?

- 8 claves para tener una espalda sana

- Más ejercicio y menos pantallas para evitar los dolores de espalda

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.