Actualizado 03/05/2022 09:42

Ana Molina: "El mejor regalo para nuestros hijos es asegurarles una buena protección solar en la infancia"

Dra. Ana Molina
Dra. Ana Molina - HACER FAMILIA

La doctora Ana Molina, dermatóloga y profesora de la Universidad Autónoma de Madrid está convencida de que enseñar es aprender a dos voces y la educación es el arma más poderosa que tenemos para cambiar el mundo. Acaba de publicar Piel sana, piel bonita, un libro de ciencia en clave de humor, que considera mérito de las preguntas de los alumnos de quinto de Medicina que en su día no supo contestar, de los pacientes y de las publicaciones de compañeros basadas en la evidencia científica.

Reconoce que siempre soñó con encontrar la forma de que el mensaje de salud llegara a todo el mundo y esa herramienta llegó hace unos años a través de las redes sociales. Ahora Ana Molina es también una "influ-ciencers", como se define a sí misma, y una de las voces más notables en Instagram (@dr.anamolina), una red social en la que cuenta con más de 160.000 seguidores, y no pierde la oportunidad de participar en programas de radio y televisión donde se dedica a la "medicina narrativa".

El daño solar se acumula en los primeros 20 años de vida

¿Cuál es tu secreto como divulgadora médica para tener tanto éxito en redes sociales?
Yo creo que es el humor y el juego, ambos han demostrado que nos ayudan a aprender y es que la letra con humor entra, diría yo. Creo que a la gente le gusta esa parte distendida de la divulgación científica. Me gusta decir que hago medicina narrativa porque siempre he creído que el conocimiento es la mejor medicina que puede sanar. Creo que se puede ayudar a muchos pacientes de esta manera, contando historias.

Vivimos en la época dorada de la Dermatología. ¿Qué necesita actualmente esta especialidad en España y en el mundo?
La Dermatología es una especialidad en Medicina muy cotizada entre comillas, suele ser la número uno del MIR, pero en general es muy desconocida para la población general. La gente identifica al dermatólogo con los problemas de piel tipo lunares y cuatro cosas más, pero no sabe que los dermatólogos también nos ocupamos de todos los anejos de la piel, pelo y uñas, glándulas sudoríparas, sudor, olor corporal, etc; de todo lo relativo a las enfermedades venéreas, a las enfermedades de transmisión sexual y la sexualidad; y a las mucosas, que son una parte de la piel modificada localizada en algunas partes como la mucosa de la boca, la genital y la nasal. Y obviamente, de todo lo relativo a la medicina estética.

Palidecemos, nos ruborizamos, se nos ponen los pelos de punta... ¿Por qué la piel es un espejo de nuestro estado emocional y mental?
Hoy en día sabemos que la piel y el cerebro vienen de la misma capa del embrión, el ectodermo que es la capa más externa formada por el sistema nervioso y la piel. De hecho, la única forma que tenemos hoy en día de generar células nerviosas, neuronas, es con células de la piel. Son dos órganos completamente conectados y algunos hablan de la piel como el tercer cerebro porque la piel refleja muchísimo nuestras emociones. Por ejemplo, el color es algo muy llamativo: ese hecho de ruborizarnos nos hace confiar más en las personas, además se ha visto que resultamos más atractivos con un poquito de rojo en nuestras caras.  Todo lo que pensamos o sentimos es visible en nuestra piel. Esos pelos que se nos ponen de punta cuando sentimos emociones intensas, la luminosidad de nuestra piel cuando hemos dormido bien o llevamos hábitos de vida saludables. Hay muchísimos factores en la piel que nos dan información y por eso es muy importante entenderla y cuidarla.

La juventud es un divino tesoro que se manifiesta en la piel. ¿Qué es el exposoma? ¿Cuáles son los factores que influyen en el envejecimiento?
Somos el resultado de genoma más exposoma. El exposoma es el resultado de la exposición de la piel a todos aquellos factores a los que estamos expuestos y que tienen un impacto en nuestra salud y en nuestro envejecimiento. Y lo más positivo es que son controlables y que podemos influir en ellos. Desde hace unos años sabemos cuáles son los siete factores que conforman el exposoma.

El primero es la radiación solar. Gana por goleada. Es lo que más nos envejece.

El segundo es la contaminación, que influye mucho en la calidad de nuestra piel. El tercero son los tóxicos, sobre todo el tabaco que produce arrugas, manchas... El cuarto es la alimentación. Ya sabemos que el azúcar es el gran enemigo de nuestra piel, sobre todo el azúcar añadido a los alimentos. El quinto factor es el estrés y la falta de sueño. El estrés destruye el colágeno, produce flacidez y tiene un impacto muy importante en la salud de nuestra piel. El sexto es el calor, el calor directo sobre nuestra piel también nos envejece. Y el séptimo es la cosmética que aplicamos en nuestra piel y también interfiere en nuestra salud. Por lo tanto, lo es mejor llevar una buena rutina cosmética con principios activos que han demostrado frenar el envejecimiento y contribuir a tener una piel sana.

Pasamos al tema de la protección solar y me ha llamado la atención ese capítulo que comienza con la frase "Esto mata", que se refiere al problema de las cabinas de bronceado...
Siempre digo que igual que en las cajetillas de tabaco pone "Esto mata o esto produce cáncer de pulmón" en los centros de bronceado de las cabinas de rayos ultravioleta debería poner "Esto mata y produce cáncer de piel". Está súper demostrado. De hecho la comunidad científica internacional a nivel dermatológico se está esforzando por que haya una regulación, y que esto se prohíba. Lo positivo es que cada vez la gente busca menos el bronceado a través de cabinas y esto es un motivo de alegría. El bronceado saludable no existe, porque todos los efectos que tiene el sol en la piel son negativos, aunque en el resto de órganos tiene efectos positivos y nos hace estar felices.

¿Qué hacer cuando tenemos el capital solar agotado y un montón de manchas y lunares por todo el cuerpo?
Siempre hay una zona del cuerpo, que suele ser los hombros y la parte alta de la espalda, con más manchas, pecas y lunares. Se dice que esta zona con tanto daño solar tiene el capital solar agotado porque la piel tiene memoria, y si tiene que salir un cáncer de piel en alguna zona del cuerpo, seguramente se va a formar ahí. Y los pacientes deben entender que el responsable no es el sol del verano pasado, es el sol acumulado a lo largo de los años. Estas zonas hay que protegerlas mucho, incluso realizar tratamientos, porque hoy en día tenemos la suerte de que ya hay tratamientos que pueden revertir en parte ese daño, que incluyen enzimas reparadoras de la piel.

¿Cómo proteger correctamente a los niños del sol?
Es muy importante que sepamos cómo proteger correctamente a los niños del sol para que no lleguen a este punto de tener el capital solar agotado. El mejor regalo que podemos hacer a la piel de nuestros hijos es asegurarles una buena protección solar durante los veinte primeros años de vida. Está súper demostrado que la mayor parte del daño solar que realmente predispone a desarrollar cáncer de piel en la edad adulta se acumula en esos primeros veinte años de vida, sobre todo en la más tierna infancia. Hay que proteger especialmente la piel de los bebés, que tienen esa piel tan inmadura, no sólo con cremas fotoprotectoras, esas que te dejan blanco, sino también con filtros físicos, es decir, con ropa y con la regla de la sombra.

¿A qué te refieres con la regla de la sombra?
Es una estrategia muy sencilla para explicar a los niños cuando les puede dar el sol y cuando no. Así, cuando los niños vean que su sombra es muy corta no deben exponerse al sol, y esto ocurre en las horas centrales del día. En cambio, cuando vean que su sombra es muy larga, algo que sucede al amanecer y al atardecer, se puede estar al sol sin peligro. En muchos colegios ya están instaurando relojes de sombras con distintivos saludables.

Los tratamientos estéticos tienen un efecto adictivo. ¿Es porque contribuyen a elevar nuestra autoestima?
Sí, tienen un efecto adictivo, pero no está tan claro que contribuyan a elevar la autoestima. La autoestima a corto plazo sí, es decir, te haces un relleno de labios, por ejemplo, con ácido hialurónico y te ves mejor y te hace sentir mejor durante un periodo de tiempo determinado, pero no tiene un impacto en tu autoestima real. La autoestima es un concepto más transversal, más profundo, que se va gestando a lo largo de la vida. Lo que realmente tiene impacto en la autoestima son los hábitos de vida saludable y los compromisos contigo mismo.El mensaje que quiero transmitir es el de la salud, porque cuando contemplamos una piel muy bonitas, muy bella, que nos encanta es porque estamos contemplando salud.

¿Por qué se está extendiendo tanto el uso del botox, de la toxina botulínica, para frenar la aparición de arrugas?
La toxina botulínica es el tratamiento estético estrella. En todos los cuestionarios, los pacientes le otorgan siempre la mejor puntuación, un nueve, y los médicos que la utilizan en todas las especialidades médicas y también en la medicina estética, están muy satisfechos. No se utiliza tanto para suavizar las arrugas como para suavizar las expresiones. Es un tratamiento maravilloso que además se ha visto que tiene impacto incluso en cómo nos sentimos, incluso se está utilizando como un tratamiento más para tratar incluso una depresión. Pero es cierto que cuando no se usa bien, puede tener consecuencias, como vernos muy paralizados. Es importante usar la toxina botulínica en cantidades pequeñas, en cantidades acordes para que logre suavizar las expresiones, no paralizar el rostro.

¿Por qué estás convencida que alguien no nos parece viejo por las canas sino por el aspecto de nuestra piel?
Primero tenemos que romper ese círculo vicioso de identificar belleza con juventud, porque hay pieles muy jóvenes, muy dañadas, con muy poca salud y muy poco bellas y pieles muy maduras, pero sanas que son en este caso súper atractivas.

Está demostrado que lo que tiene un mayor impacto en nuestra belleza por encima de todo lo demás, es una buena calidad de la piel.

Es decir, una piel sana, bonita, luminosa, sin manchas, sin imperfecciones, sin venitas dilatadas es lo que mayor impacto tiene en la percepción de la belleza. Y además es lo más fácil de solucionar y lo más económico. Antes de venir a tratarnos con toxina botulínica o hacer un relleno de labios, siempre intentamos transmitir a los pacientes que tienen que empezar tratando su piel porque se va a tener un impacto brutal en cómo nos van a percibir los demás.

El cabello forma parte de nuestra salud y nuestra belleza. ¿Por qué tenemos canas y qué es lo mejor que podemos hacer con ellas?
Yo siempre digo que es mejor tener canas que quedarse con las ganas. Es decir, al final las canas aparecen en la edad adulta, a no ser que desarrollemos una calvicie prematura. Y lo cierto es que nos están indicando ya que hemos vivido muchos años. Hay dos tendencias hoy en día. Por un lado, una tendencia a lucirlas y se ve cada vez más en las mujeres. Ya no son solo los hombres, ellas se están animando a lucir pelo canoso y eso es muy positivo. Y además, recientemente hemos visto que con algunos tratamientos oncológicos estamos logrando revertir el pelo canoso, es decir, algo que parecía absolutamente permanente, irreversible, que ocurre cuando los melanocitos del folículo piloso dejan de producir melanina y se agotan, ya no había nada que hacer. Ahora por casualidad en ciencia hemos visto que algunos tratamientos logran revertir ese proceso, y se está investigando mucho en esa línea y a lo mejor en el futuro no habrá camas, pero lo cierto es que mientras las haya, yo creo que tenemos que normalizarlas y entender que la cana es un pelo bueno, algo diferente porque tiene un poquito más de resistencia al peinado. Es un pelo un poquito más desprotegido que tenemos que cuidar mejor, pero que podemos lucir perfectamente. Yo animo a todo el mundo a lucir sus canas.

Fruto del efecto Will Smith, la alopecia femenina ha cobrado protagonismo, ¿por qué algunas mujeres se quedan calvas y qué se puede hacer para prevenirlo?
La alopecia femenina es menos conocida. Es muy raro que una mujer vaya a perder el pelo por completo, como le pasa a un hombre. Por lo tanto, podemos estar tranquilas. Y además, también sabemos que muchas de las mujeres que vienen a consulta, preocupadas por la caída del cabello en el fondo no hay ningún problema, simplemente como tenemos que perder unos cien cabellos al día y nosotras solemos llevar el pelo más largo es normal encontrarnos en el peine mucha cantidad, pero no hay que asustarse porque esto significa que el pelo se está regenerando. Y si estamos desarrollando una alopecia, hay que consultar con un dermatólogo especialista en el estudio del cabello porque la mayoría de alopecias femeninas tienen solución. Son reversibles, es decir, no son permanentes, no son para siempre y hay muchísimas cosas que se pueden hacer.

En los últimos años hemos asistido al éxito de los nails donde se realizan manicuras permanentes y semipermanentes, ¿qué debemos saber, son buenas o perjudiciales?
Podríamos hablar muchas cosas, pero me voy a centrar en tres aspectos que me resultan claves. Lo primero es el tema de las cutículas. Tendemos a quitar la cutícula, cortarla o empujarla hacia dentro y esto, sinceramente, es una agresión muy importante para las células madre.

La cutícula es la encargada de proteger las uñas, de que no entren microorganismos. Esa cutícula es sagrada.

Lo segundo, es que para las manicuras permanentes y semipermanentes, en algunos centros, se siguen usando lámparas de luz ultravioleta para el secado, que sería como una cabina de bronceado pequeñita, dañando la piel de nuestras uñas. Por lo tanto, intentar siempre, usar luces LED, para el secado. Y lo tercero es intentar no encadenar demasiadas manicuras permanentes y dejar descansar de vez en cuando las uñas, sobre todo, en invierno.

¿Qué indican unas uñas frágiles?
Esto puede ser debido a una falta de nutrientes, que es lo que todo el mundo piensa y por eso nos lanzamos a comprar suplementos vitamínicos y cosméticos. Pero lo más común es que esas uñas frágiles, esas uñas dañadas, se deban a un exceso de humedad y a un exceso de uso de productos irritantes, como detergentes, productos de limpieza* que cuando es habitual hace que las uñas se nos levanten en capas. Nos cuesta mucho que la gente entienda este mensaje, pero es importante saber que la mayor de la mayor parte de los casos de uñas frágiles es por un exceso de humedad y falta de cuidado.

¿El Covid también ha hecho daño a la piel?
Ha hecho muchísimo daño. Lo más conocido obviamente, fueron los daños relacionados con todo el equipo de protección individual, desde la mascarilla que ha provocado más problemas de los que parece hasta todo el exceso de limpieza con productos irritantes para la piel que han provocado muchas dermatitis. Algo muy llamativo ha sido la alopecia Covid, donde hemos visto unas caídas de cabello espectaculares. Hemos visto también muchas enfermedades específicas en la piel, sobre todo en manos y pies, y lesiones tipo sabañones que eran muy llamativas y no sabíamos muy bien qué estaba pasando. También hemos visto muchas erupciones y sarpullidos, pero al no poder realizar biopsias u otras pruebas, no se han podido vincular con el Covid. Lo que finalmente se ha demostrado, es que la llamada lengua Covid si estaba ocasionada por el virus.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Alopecia femenina, una patología silenciada

- Tricotilmanía, ¿qué hacer cuando se arranca el pelo?

- 6 consejos para un cabello bonito

Estrés provocado por el calor, cómo combatirlo

Contador